Guía fácil
de preparación gráfica,
de Formatos y Acabados

+info: 950 622 484
Artes Finales Encuadernados y acabados Papeles y Gramaje

Comprueba que tu archivo cumple con estos requisitos:

Medidas:
Indica las medidas de tu documento acabado (plegado), o lo que se denomina "tamaño
cerrado" o "tamaño final". En el caso de que el archivo sea un diptico o triptico deberás indicar tambien el "tamaño abierto" del documento, es decir desplegado.

Márgenes y sangres:
La sangre es la parte del diseño o de la ilustración que queda fuera del tamaño final del documento, sirve para evitar bordes blancos en la pequeñas oscilaciones que se producen durante el corte.

Es necesario dejar al menos 3 mm de sangre por lado. Respecto a los márgenes se aconseja igualmente no colocar ninguna información importante cerca del borde del documento. Un margen de 3 mm es suficiente.

Imágenes en alta resolución CMYK:
Las imágenes siempre tienen que estar a 300 dpi de resolución (300 puntos por pulgada) y en modo CMYK, al tamaño real de impresión. Si las imágenes tienen menos resolución, pueden salir mal impresas aunque en pantalla se vean bien. Si están en RGB también podemos imprimirlas pero puede haber mucha diferencia entre el color esperado y el impreso.

Colores directos:
Para las ofertas de impresión color CMYK especificadas no dejes colores directos (Pantones o Tintas Planas) en el diseño. Cuando tengas un logotipo o una imagen en Pantone, tendrás que buscar el color equivalente en CMYK y transformarlo.

Papel:
El papel se mide según los gramos por m2., cuanto más alto el número más grueso y por lo tanto más cuerpo tiene. Disponemos de un variado muestrario de papel en stock: estucados, offset, verjurado, y especiales. Para cada una de las ofertas se especifica el papel a utilizar.

Formato:
El archivo que nos envies debe estar guardado en alguno de los siguientes formatos: PDF, JPEG o TIFF. De esta manera se evitan muchos de los problemas que se generan con archivos abiertos (Freehand, Quark, In-Design, Illustrator...) como la falta de tipografías, imágenes, desviaciones de color, efectos y degradados.



Encolado rústica fresada:
Recomendado para la encuadernación de libros de tapa blanda o documentos con muchas páginas. Requiere el diseño de las cubiertas y del interior.

Grapado a caballete, tipo revista:
Recomendado para trabajos con un máximo de sesenta páginas. Puede llevar cubiertas en otro gramaje de papel.
Es un sistema de encuadernar económico.

Doble espiral o Wire-o:
Recomendado para trabajos que requieran un fácil girado de la página, como por ejemplo catálogos de productos o presentaciones. Pueden encuadernarse más de doscientas páginas. No requiere el diseño de portadas si se utiliza en la tapa plástico transparente. No es recomendable para tiradas muy elevadas.

Carpeta de anillas:
Recomendado para trabajos que requieran actualizar la información constantemente. Pueden imprimirse índices e incluso personalizarse el propio archivador con diferentes soluciones.

Acabados:
Aparte de los procesos que requiere el formato del trabajo (plegado, grapado, hendido etc...) puede añadir algún acabado para darle al trabajo un aspecto más atractivo, mayor durabilidad y resistencia, etc... Los acabados más comunes son:

Laminado mate: Se añade una capa de plástico mate que cubre el trabajo. El laminado mate da un aspecto de color más suave y tiende a quitar brillo al papel.

Laminado brillo: Se añade una capa de plástico brillo que cubre el trabajo. El laminado brillo tiende a hacer que los colores se vean más vivos.

Existen varios fabricantes y muchos tipos de papel. Pero el 90% de los trabajos comerciales se realiza en alguno de los tipos siguientes:

Papel offset:
Es el papel típico de fotocopiadora o impresora láser, con ligeras diferencias de calidades. Se utiliza principalmente para: papel de carta, sobres, facturas, e interiores de libros.

Papel estucado:
Se utiliza habitualmente en revistas, catálogos y folletos. Se presenta principalmente con dos acabados: Estucado brillo y Estucado mate.

Gramaje:
Este concepto hace referencia al grosor o cuerpo del papel. Los gramajes imprimibles van desde 80 gramos hasta 350 gramos.

Como referencia podemos indicar que las tarjetas de visita, los tarjetones de invitación, los marcapáginas, calendarios de bolsillo, las carpetas de presentación de presupuestos… suelen imprimirse en cartulinas de 300/350 gramos.

Una portada de un libro suele ir en cartulina gráfica de 300 gramos ó estucada de 250/300/350 gramos, plastificada brillo ó mate.

Un tríptico, flyer u otro tipo de publicidad de buzoneo suele ir en papel estucado brillante desde 115 o 150 gramos.
© 2010 / Creación y Publicación Gráfica S.L. / Polígono Industrial Sector 20 / C. Aluminio, Parcela 120-B / 04009 Almería - Ártes Gráficas M3